jueves, 30 de octubre de 2014

Ella es la única.







La miro crecer con la baba mojando el teclado. 
La amo, la sigo. 
Soy fan absoluto de todo lo que hace. 
Me tiene enamorado de todas sus cosas.



miércoles, 29 de octubre de 2014

Génesis (I)



La orden de cantar y festejar la dio nuestro general. Desde aquella montaña de carne que venga el caos de los vivos tras la batalla. Ahí están mamá y papá que antes más eran educados. Y tu preguntas ¿Cuál es la novedad? Las verdad de las estrellas aún tiene que aparecer en la belleza cósmica de una juventud próxima a la flagelación. Brotes de carne humana emanan sangre a borbotones. Los rostros de la masacre eclipsan la identidad humana por aullidos de socorro. Los gemidos entierran la mediocridad de la mutilación agónica. Se señala al débil con el auspicio geométrico del villano. Pitágoras vio su reflejo en la luna asumiendo la metáfora del génesis. Chica, estuviste llorando otra vez ¿No ves que nuestro amor es verdadero? Estuve tan lejos de ti. ¿No ves que nuestro amor es verdadero? Ahora he vuelto otra vez. Chica, todo saldrá bien. Como la liberación del pueblo oprimido. Hay un ángel junto el sol que grita "Esta es la cena de Jesucristo" Rey de reyes que nos conduce a la nueva Jerusalem.

De la unidad católica y roja.








Beatriz,
roja y sagrada,
nuestras almas siguen juntas
ad infinitum
porque nuestros labios 
se sellaron 
en un beso
católico.


Dios es Arte






Este arte secular
 de mirar a la muerte
fijamente a los ojos
es la íntegra eternidad
del mismísimo génesis.


martes, 28 de octubre de 2014

La oligarquía en plasma.






No es necesario pegarse con nadie para defender ciertas cosas. La paz es el estado nacido de una victoria injusta de guerra. Ojalá los valores a la antigua usanza volviendo al mundo.

Los dos grandes partidos han robado todo lo habido y por haber. Y, sin embargo, aún quieren que le perdonemos la vida. El bipartidismo español es una oligarquía. ¿Qué esperar de una sociedad comandada por esta corruptela política?  

Cuando un crimen es atroz hay que cargarse a los testigos. El bipartidismo se ha cargado la clase media y lo que es peor, la confianza de la ciudadanía en la honradez.

En esta escombrera de país todo es tan falso como Rajoy en plasma.


lunes, 27 de octubre de 2014

Sausalito y el retiro dorado.




Una cuenta en Suiza.
Una casa en Sausalito.
Un tercer grandes éxitos.
Una quinta antología.

La perfecta apología para los sesenta años.


La celeridad del miedo





El mundo atrasa dos whiskys.
En los bares se amontonan las monedas de la propina.
Un nuevo disco de Tom Petty. 
El país cercado
y tú haciendo territorios.


Loco, ¿te sobra una moneda?







  La posmodernidad es igual al mal gusto, a la desaparición de valores, al triunfo de un ateísmo galopante.

El s. XXI cobija a psicópatas premiados por los índices de audiencia. Nada ni nadie parece saber reconducir este peligro. 

No es una broma. Va en serio.




domingo, 26 de octubre de 2014

Que la sigan chupando.







  La catadura moral de esos anónimos que se dedican a insultar es directamente proporcional a su nulidad intelectual.

Hay quienes disfrutan promoviendo el odio y la violencia bajo el anonimato. Lástima, son dos gatos. La indiferencia es su peor jarabe.

En su país, qué tristeza, la envidia y la mala educación.



Nostalgia del espíritu.






  El demonio es más astuto que nosotros. En esta nueva tiranía, tarde o temprano, sus esbirros van a fracasar porque al ser humano no le puedes extirpar su anhelo espiritual. 

El hombre lo primero que hizo tras salir de la caverna fue ponerse de rodillas. En el hombre hay una vocación de adoración porque es sensible a la belleza que le rodea y, de alguna manera, siente en ella un orden que le abarca.

En el momento en el que la morfina de los placeres efímeros escasee, conservaremos lo que tenemos y volveremos a la senda de El Padre Absoluto.


La juventud viene pegando fuerte.




  Recurrir al purismo por el purismo nos agota como seres pensantes y libres.

Las estirpes cuando se encierran en sí mismas al final terminan procreando monstruos.


Entonces, ¿qué hacer?

Desde la ciudadela del clasicismo seguir abriéndose paso por la selva, romper otra lanza por la Vanguardia.




¿A qué suenan Ombligos atómicos?






Suenan como una protomia de jondura roquera.
Sus letras son tan punzantes como sus riffs.
Y qué decir del fraseo.
Puro sonido de mercurio.


Ombligos atómicos






Nunca olvidarás
cuando escuchaste Ombligos atómicos por primera vez
sin aún saber que se llamaban así.


sábado, 25 de octubre de 2014

De Adornos contemporáneos (y IV)


Frente a sus movimientos generales, el arte contemporáneo institucional también guarda sitio para tendencias más esencialistas, en una contrahistoria a menudo más interesante que la oficial. Si bien  el hiperrealismo, en su obsesión por plagiar la realidad trazo por trazo, puede ser fácilmente acusado de cosificador, los Neue Wilden alemanes, el New Image norteamericano o la Figuration Libre francesa, entre otros, trataron a principios de los ochenta de sostener un puente hacia el espíritu anti-literal del resto de vanguardias: apelativos como “Nuevos Fauves”, “transvanguardia” o “Neo-expresionismo” dan fe de ello. Estos contramovimientos no escapan, empero, del signo de los tiempos, en este caso el amor por el revival, el retro, el vintage, la repetición, que desde los años cincuenta a esta parte, y sobre todo en los últimos treinta,  resulta una de las consecuencias más elocuentes de la ausencia de un paradigma representacional unificado en el conjunto de las artes. ¿No peca la neovanguardia de revival estetizante de la vanguardia, a la manera de los mimos del neoclasicismo? La “vuelta atrás” de los neoclasicistas es análoga al afán recontextualizador de la posmodernidad. Y, ¿acaso no es la omnipresente “parodia”, en ausencia de academicismo alguno, la verdadera asesina del arte?

Los ochenta suponen, con todo, la década  más combativa de eso a lo que llaman “arte contemporáneo”, y no es casualidad que coincida con la restauración de la representación. Los mejores exponentes del arte social, expresivo o feminista, ya se decantaran por la figuración o por el conceptualismo, datan de esos años [1] La espectacularización de la vanguardia en la siguiente década, y sus sospechosos tratos con la museística y las obras públicas marcan la una nueva absorción: acaso una arriesgada inversión para el capital, pero, sea como fuere, la mejor forma de neutralizar aquello que podía recriminarle su veloz expansión a ambos lados de Berlín. La abstracción se vuelve inocente, la figuración inadmisible. La serena homogeneidad no fue menor en  que de Kooning que en Donald Judd ¿No queda presagiada finalmente la muerte del arte, esta vez con llanto y crujir de dientes en lugar del habitual regocijo filosofante? 

En estética “siempre nos quedará París” se ha revelado un espejismo. El eje norteamericano, patriarca de la desartización tanto en lo culto como en lo popular, ha sumado al Viejo Mundo en su torbellino. Y la homogeneidad de carácter de una videoartista surcoreana y un performer boliviano señala uno de los más pintorescos frutos de la globalización. Acaso la solución sea apuntar más bajo, reducir la expectativa, otear tobillos. En lugar del esplendor de las “bellas artes” (sean hoy lo que sean), investigar la menospreciada ilustración, donde se producen fenómenos plásticos más interesantes. Existe un movimiento de humildad análogo para cada esfera: en lugar de buscar hoy la literatura épica, donde el esplendor decimonónico permanece insuperado, apreciar el relato; en vez de aspirar a la sinfonía, bucear entre canciones… La culpa, en parte, es nuestra, pues seguimos practicando la grosera metonimia de entender intuitivamente por “arte” la ocupación marginal que es hoy la pintura, y todavía nos excita y provoca aquello que emprendiera Dadá hace cien años.

Pero, si rechazamos tanto arte de élites como arte de masas, en ambos casos por pérdida de distancias respecto de la vida (uno por imitar la mercancía y el otro por confundirse con ella), nos vemos forzados aceptar la realidad de la distensión, el desinflamiento, ya lo llamemos “el fin del arte”, su “muerte”, su “banalización” o incluso su “ocaso" [2]. No por ello hay que entenderla a la manera en que la concibieron Hegel y Danto (como un paso necesario en el despliegue del Espíritu en dirección a la filosofía y como la conclusión de un prolongado telos interno, respectivamente), sino que se puede estudiar como un fenómeno contingente, causado por una coyuntura histórica, unas condiciones socioeconómicas, una regresión en la sensibilidad mayoritaria que bien podrían haber sucedido de otro modo. Al no ser el arte necesario, se puede concebir sin dificultades un mundo en el que sea plenamente sustituido por la mercancía, aunque dicho mundo resulte pesadillesco.


Mas, al rendirnos a la integración final, a la incorporación de ese último fragmento que se resistía al mundo administrado, ¿qué hemos conseguido? A lo sumo ampliar el ya crecido grupo de los productos que denostamos como pseudo-arte hasta englobar a la práctica totalidad de las fuerzas productivas. Renunciamos así a pensar uno más de los innúmeros cambios que el arte ha sufrido a lo largo de la historia por culpa de que no encaja en nuestras categorías. Sólo nos quedará alzar el grito al cielo desde los camarotes de lujo en el Grand Hotel Abyss [3] mientras los escritores siguen escribiendo, los dibujantes dibujando, los músicos componiendo, y el ser humano sigue produciendo cada día una amorfa inmensidad de material que cree especial por alguna razón que aún se nos escapa. Ahora más que nunca, se hace imperiosa esa consigna que Adorno tomara de Beckett, y que, tras referirse a la persistencia del “arte auténtico” contra viento y marea, adquiere un sentido más radical a las puertas de su aparatosa defunción: “Il faut continuer”

Por dónde no importa.



Notas:

[1] Aunque, todo sea dicho, los cauces comunes de transacción acabaron objetivando sus motivos. Así,  lo que al alborear la década de los ochenta  era iconoclasta a finales de ella era de nuevo icono. "Cualquier rico puede coleccionista puede hoy comprarse [las fotografías de violaciones de] Mendieta para colgarlas en su salón o su estudio en la seguridad de que ha hecho una buena inversión en una artista clásica del arte feminista de la primera fase del posmodernismo. "Compro, luego existo", una obra de Barbara Kruger  crítica con el capitalismo, sirve para ilustrar bolsas de compra de una tienda chic de diseño de lujo del Paseo de Gracia de Barcelona. Y las proyecciones de Jenny Holzer con sentencias políticamente críticas sirven para dar un toque de corrección a los espectáculos de las fiestas veraniegas de las ciudades cultas y distinguidas donde se consume ríos de champán, toneladas de langosta y kilos de cocaína" (Gerard Vilar, Desartización: paradojas del arte sin fin, pg. 168).
[2] Gianni Vattimo, El fin de la modernidad, Gedisa, Barcelona, 1986, p. 49-59.
[3] György Lukács, Teoría de la novela, Ediciones Godot, Buenos Aires, 2010, p. 20. La expresión alude al pesimismo de salón que a su juicio afectaba a la primera generación de los teóricos de Frankfurt. 





Bibliografía:


Listamos, sin pretensión de exhaustividad, algunas recomendaciones para comprender un poco mejor el fenómeno del arte contemporáneo:

ADORNO, Theodor W., Disonancias. Introducción a la sociología de la música, Akal, Madrid, 2009.
                Filosofía de la nueva música, Akal, Madrid, 2003.
                 Prismas: la crítica de la cultura y la sociedad, Ariel, Barcelona, 1962
                 Teoría Estética, Akal, Madrid, 2004                                        
                 The culture industry: selected essays on mass culture, Routledge, Londres, 1991.
ARGAN, Giulio Carlo, Lo artístico y lo estético, Casimiro, Madrid, 2010.
BÜRGER, Peter, Teoría de la Vanguardia, Ediciones Península, Barcelona, 1987.
CARROLL, Noël, Una filosofía del arte de masas, Antonio Machado Libros, Madrid, 2002.
CALVO SERRALLER, Francisco, El arte contemporáneo, Grupo Santillana, Madrid, 2001.
CHIPP, Herschel B., Teorías del arte contemporáneo, Madrid, Akal, 1995.
DANTO, Arthur C., Después del fin del arte: el arte contemporáneo y el linde de la historia, Paidós, Barcelona, 2002.
EISLER, Hanns; ADORNO, Theodor W., El cine y la música, Fundamentos, Madrid, 1981.
FOSTER, Hal, (ed.), The anti-aesthetic: essays on postmodern culture, The New Press, Nueva York, 1998.
GENETTE, Gerard, L’oeuvre d’art, Seuil, Paris, 1997.
GÓMEZ, Vicente, El pensamiento estético de Theodor W. Adorno, Cátedra, Madrid, 1998.
GRANÉS, Carlos, El puño invisible, Taurus, Madrid, 2011.
GREENBERG, Clement, Arte y cultura: ensayos críticos, Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 1979.
GROUND, Ian, ¿Arte o chorrada?, Universitat de València, 2008.
HORKHEIMER, Max, ADORNO, Theodor W., Dialéctica de la Ilustración, Editorial Trotta, Madrid, 2005.
HOWE, Irving (comp.), The idea of the modern in literature and the arts, Nueva York, 1967
JAY, Martin, Adorno, Siglo XXI de España Editores, Madrid, 1988.
JIMENEZ, Marc, La querella del arte contemporáneo, Amorrortu, Buenos Aires, 2010.                         
                             Theodor Adorno: arte ideología y teoría del arte, Amorrortu,
                              Buenos Aires, 2001.
JOACHEMIDES, Christos M.; ROSENTHAL, Norman (eds.), The Age of Modernism. Art in the 20th Century, Hatje, Ostfildern, 1997
KUSPIT, Donald, El fin del arte, Akal, Madrid, 2006.
LIPPARD, Lucy R., Seis años: la desmaterialización del objeto artístico de 1966 a 1972, Akal, Madrid, 2004.
MENEGUZZO, Marco, El siglo XX: arte contemporáneo, Random House Mondadori, Barcelona, 2006.
MURRAY, Chris (ed.), Pensadores clave sobre el arte: el siglo XX, Cátedra, Madrid, 2010
RIEMSCHNEIDER, Burkhard; GROSENICK, Uta, Arte de hoy, Taschen, 2002.
ROSENBERG, Harold, The American Action Painters en “Art News” (Diciembre 1952).
STONOR SAUNDERS, Frances, La CIA y la guerra fría cultural, Editorial Debate, Madrid, 2001.
VETTESE, Angela, El arte contemporáneo: entre el negocio y el lenguaje, Rialp, Madrid, 2013.
VILAR, Gerard, Desartización. Paradojas del arte sin fin, Ediciones de la Universidad de Salamanca, 2010.  
VVAA, Arte del siglo XX, Taschen, 2005.
VVAA, Arte desde 1900, Akal, Madrid, 2006.
VVAA, El arte en la sociedad industrial, Rodolfo Alonso, Buenos Aires, 1973.
WELLMER, Albrecht; GÓMEZ, Vicente,Teoría crítica y estética, Universitat de Valencia, 1994.

viernes, 24 de octubre de 2014

III. Entrevista del pueblo soberano: #Viceversa27




Fotografía de Candy Lou


1. ¿Por qué Yugo? ¿Por qué Eléctrico?


Es una clara referencia marxista y algo más. Para nosotros el "yugo eléctrico" es el Gran Hermano de Orwell y sus tentáculos. Esto es: la tecnología que se apodera del alma humana. El fin del mundo ya fue, Skynet arrasó con todo. Y, bueno, el adjetivo "eléctrico" espero que también sea un modo de reivindicar el rocanrol.

2.  ¿El yugo es de Alicia o Alicia es quien lo sufre? ¿Por qué las sugerentes imágenes que acompañan a las publicaciones no son tema del mismo? 


¡Qué buena pregunta! Alicia es Lisbeth Salander. Vive una revolución interior hasta llegar a pronunciar: "¡Temblad ante la esclava que se libera de sus cadenas!"


He de reconocer que 'El yugo eléctrico de Alicia' es una imagen muy poderosa. Sin embargo, todo el mundo hace siempre la misma pregunta. Creo que nunca respondemos lo mismo. Ahora tampoco lo haré, hay que guardar el misterio. Por ahí es evidente que el nombre de Alicia ha calado fondo en la cultura popular. No podemos pronunciarlo si quiera sin que salga Lewis Carrol. Por supuesto que también cabe imaginar que la inspiración nos viene de Ingrid Bergman y su papel de Alice Huberman en Encadenados. O en la esposa y musa redentora de Luis Alberto de Cuenca, a quien dedica Political incorrectness. O tal vez sea que nos guste demasiado aquella banda grunge, Alice in chains. O algo más mundano: Alicia fue esa chica indomable que nos llevaba por el mal camino. Como puedes ver un nombre así da para mil interpretaciones. 

3. ¿Cuántas horas le dedicáis al día al blog? Vuestro ritmo de publicación de entradas es muy superior a la media.


Depende de la exigencia del guión.

4. ¿No creéis que vuestro rechazo a Podemos os puede cerrar puertas en el mundillo literario?


Como dijo alguna vez Yerro: "A cierta edad hay que empezar a cerrarse puertas".

5. "El genio es resultado de un uno por ciento de inspiración y de un noventa y nueve por ciento de transpiración" ¿Qué opináis de esta frase de Thomas Edison?


Me parece una soberana estupidez. Nunca leyó a Rafael Sarmentero o vio jugar a Maradona. Qué decir de un tipo como Edison. Supongo que el jeta sudó mucho para patentar el invento de Tesla. ¡Francisco Nicolás a su lado es un ejemplo de virtud y civismo!


Desde luego hay que sudar la camiseta pero si no naces con el fuego divino de la creación es imposible. La genialidad se posee o no. Sé que esta frase y otras memeces parecidas son del gusto de los modernos. Lo siento pero a Picasso la inspiración le pillaba trabajando porque nació genio y era el mayor currante de su generación. Otro ejemplo: si eres un jugador mediocre jamás llegarás a los talones de Messi o Cristiano por mucho que intentes hacer gambetas con la pelota o pesas en el gimnasio.

6. ¿No creéis que tanto eclecticismo de temática e incluso de géneros os puede restar en calidad?


Tal vez tengas razón pero difícil no sacar los pies del texto cuando conformas un proyecto con estos dos autores tan prolijos. Yerro de por sí es ecléctico y anárquico. Y qué decir de Ripser, toda una enciclopedia. Supongo que seguimos juntos porque no tenemos sexo entre nosotros. Por otro lado, parece que al lector del blog no le importa, todo lo contrario: agradece tantos ingredientes para un solo plato.

7. Uno echa la vista hacia atrás y en el arte ve corrientes, movimientos fijos que llevaron a cabo artistas coetáneos. Evidentemente hace falta tiempo para escarbar en la literatura de una época y determinar esas corrientes. Sin embargo, por mucho que miremos en la literatura (literariedad) de hoy, yo no sé convenir qué estamos viviendo. Llegó la literatura social en España, el realismo sucio en EE. UU., ¿y después nada? Yo no veo nada. Sólo contaminación; arte envenenado. Evidentemente este no es un movimiento, sino una trivialidad que no trascenderá las décadas en cuanto al arte. Entonces, quitando aquello, apenas sé definir qué corriente vivimos. ¿Y vosotros?


Santiago Niño Becerra introdujo en nuestro país el concepto anglosajón de Los años nada. Despejaba tu incógnita: nuestro siglo aún no ha parido idea original alguna. Desmitifica así a tantos modernos y oráculos que vienen con estupideces de botellón a cerca de la generación mejor preparadas o una cierta reinvención de las artes a través de las nuevas tecnologías. Como puedes ver, la posmodernidad se nos fue de las manos. El nihilismo, el progresismo y el ateísmo nos trajo la ramplonería más pedante. Hoy todo se basa en el igualitarismo y en la pedagogía. Todo nada en el mismo lodo de esa supuesta democracia artística de las masas.


Desde lo que yo sé, porque nadie puede saberlo todo, bajo mi prisma, únicamente me interesa la propuesta estética renacentista y la simbiosis surrealista y modernista de principio de siglo pasado. Es más, me guío por la influencia vanguardista de Charly García. Soy leal a la causa de Neruda, Baudelaire o Vallejo: línea clara, barroquismo, cultura popular, moneda corriente.

8. ¿Hay algún científico entre vosotros?


No me insultes. ¡Con la Ciencia hemos topado! Como escribió Edgar Allan Poe:


¡Ciencia! ¡verdadera hija del tiempo tú eres!
que alteras todas las cosas con tus escrutadores ojos.
¿Por qué devoras así el corazón del poeta,
buitre, cuyas alas son obtusas realidades?

9. ¿Podéis recomendarnos un par de libros?


El ensayo La virtud del egoísmo de Aryn Adam y el poemario Cuaderno de vacaciones de Luis Alberto de Cuenca.

10. ¿Cómo valoráis la situación actual del arte?


No me gusta hablar del sexo de los ángeles pero igual te contesto. La cultura, desde la perspectiva política, se ha transformado en la gran dádiva del poder. Y desde el prisma económico, mejor no hablar. Al fenómeno del arte industrial y naif se le une la pobreza espiritual de los autores que mendigan una lismona con esa porquería del crowdfunding o lloriquean por una subvención del gobierno de turno.


Si de verdad te ocupa y preocupa el tema te recomiendo el libro del egregio Antonio García-Trevijano Ateísmo estético. Arte del siglo XX: de la modernidad al modernismo.

11. ¿Qué puede hacer un nini como yo hoy día en este país? ¿Pegarse un tiro? ¡Puta crisis! Ijf48gr niewfi9g2wjwyuw617!


Mi querido amigo, creo que se equivoca de sitio. Esto no es un programa social de Cuatremos o Sextemos. Toda mi solidaridad.

 12. ¿Creéis conocer a vuestro público?


Me gustaría pensar que no tenemos público sino cómplices. Obvio que no conoces a esa entelequia llamada "público" pero con los que sí tengo el placer de haber tomado algo o podido conversar por redes sociales, he de decir que son muy amables y educadísimos con nosotros. No merecemos tanto afecto. Son demasiado fieles. 

13. ¿Cuál es el motivo o el origen de la creación artística?


Podría responder a tu interesantísima pregunta con los dos principios de Leibniz: individuación e individualización.  A su vez, Dostoievski venía a decir que el mundo será salvado por la belleza y la belleza es Cristo. Sería una estupidez por mi parte añadir nada más.

 14. ¿Cuáles son vuestros autores de referencia?


Tópica pregunta a la que siempre se responde con vaguedades o se rehúsa citando a amigos o iconos. No obstante, seré lo más sincero que pueda. Mis autores de referencia hoy jueves 24 de octubre son los siguientes: Jack White (por haber recuperado la jondura del rock), Isco Alarcón (joven mago de zurda dorada e ídolo del madridismo actual) y, por supuesto, Rafael Sarmentero (por sus novelas costumbristas ambientadas en el Madrid actual y su woodyallenesca poesía luisalbertiana). Quisiera alargarme  un poco en Sarmentero. Para mí, El Genio es tan importante como Dylan lo fue para Lennon o Jagger. Es decir, no solamente admiro su talento sino que también valoro su propuesta ética y estética de estar en la vida. 


15. ¿Podéis adelantarnos próximos proyectos?


No creo que sea buena idea hacerlo. Lo único que te puedo confirmar es que se está trabajando en un álbum fotográfico sobre mis últimas dos temporadas en Madrid. Es un proyecto ambicioso y cuidado por la misma fotógrafa que me acompañó estos años. Por otro lado, te adelanto una exclusiva que seguro te alegrará: el próximo diciembre tendré el honor de presentar el nuevo trabajo de Producciones Flaca. Tanto el libro como el autor son un lujo para todos nosotros. 




Mi pelo, mi piano, mis discos, la ropa y el perro.





Nadie nunca antes se había aproximado tanto a quemarse por dentro. Es cierto que siempre una mentira piadosa es más poderosa que una verdad a medias pero si te digo que va en serio quizá te quemes por dentro. 

Puedes arrancarme el corazón sobre este párrafo y dormiré en tu bañera bajo las espumas de jabón. A veces, una ducha es un atentado teológico si puedes tumbarte y disfrutar de un baño contigo. Y, sin embargo, incluso bajo el agua me quemo por dentro.

Si nos supiéramos Feels like we only go backwards como Tupelo de John Lee Hookers no seríamos tan auténticos y seguramente no nos quemaríamos por dentro.

Todo se quema por dentro: mi pelo, mi piano, mis discos, la ropa y el perro. Y si sigues aquí, te quemarás con ellos.


El incendio está cerca





  El incendio está cerca porque estamos enfermos. Es la historia de un cartel para un cancionero apócrifo lo que nos cruzó en el camino. Tú te cotizabas cara porque el diseño y el esnobismo se dan la mano y yo pagaba bien porque el dinero me quema.

Nos presentaron una noche en Malabares. Eras el prototipo de madrileña pija y tus amigos dignos de esa escuela de fascismo llamada Facultad de Ciencias de la Información. Tuvimos suerte ya que tú viniste con ellos hasta el Dos de Mayo porque tu chico te había dejado tirada para irse con los colegas a emborracharse a algún bar y yo perdía el tiempo con los pupilos de Goebbels porque estaba hecho un zombi y mi cama quedaba cerca.

Tus amigas parecían entusiasmadas con Nymphomaniac y yo con el escote de la camarera. De tus amigos mejor no hablar. Estos futuros demagogos de Cuatremos y Sextemos serían mucho más eficientes para la sociedad currando en un McDonald's. 

Cuando entraste por la puerta con el rímel corrido y oliendo a Jägermeister supe que eras mi chica. Llegaste y se iluminó la noche y hasta mi pelo. 

De ahí hasta El Circo son suficientes tiros para contarlos en otra ocasión.


Sabes que te estoy mintiendo




Muñeca, sabes que es cierto
porque siempre te ando mintiendo:
esta noche el lobo está acá.


El lobo está acá





Sé que sabes que estoy mintiendo
pero esta vez es verdad:
me prendí fuego hasta el pelo
y el incendio de toxicidad
arrasó hasta con mis discos.


jueves, 23 de octubre de 2014

II. Entrevista del pueblo soberano: YERRO





1. ¿Por qué Yugo? ¿Por qué Eléctrico?

Si no recuerdo mal, esa pregunta fue contestada por nuestro compañero, amigo y soberano Ripser. Proviene quizás de las oquedades difusas del alma humana. Un aullido de lobo en plena noche. Tranquiliza pensar que cuando el azar juega, siempre gana.

2. ¿El yugo es de Alicia o Alicia es quien lo sufre? ¿Por qué las sugerentes imágenes que acompañan a las publicaciones no son tema del mismo?

En la vida hay dos clases de personas: las que tienen la soga en el cuello y las que la cortan. Jamás he visto una imagen en el Yugo.


3. ¿Cuántas horas le dedicáis al día al blog? Vuestro ritmo de publicación de entradas es muy superior a la media.

Si uno quiere hacer "pupita" su arma no se puede encasquillar.

4. ¿No creéis que vuestro rechazo a Podemos os puede cerrar puertas en el mundillo literario?

Maestro, efectivamente, no creo en las puertas giratorias.

5. "El genio es resultado de un uno por ciento de inspiración y de un noventa y nueve por ciento de transpiración" ¿Qué opináis de esta frase de Thomas Edison?

Jefe, entiendo que cualquier objetivo, sea o no artístico, debe tener  cierta exigencia. ¿Pero una relación directa con el genio? El genio tiene un reflejo social. El genio se elige por mayoría democrática. Por cierto, yo me conozco una actividad de suma transpiración y relativa inspiración. ¿Me consideras genio?

6. ¿No creéis que tanto eclecticismo de temática e incluso de géneros os puede restar en calidad?


Amigo, atendiendo a la diluida responsabilidad civil que nos concierne considerar la versatilidad de géneros que nos envuelve, no es más que advertir la segregación del lector atormentado con la dinámica del devenir. Atender al susurro de la especie débil nos convierte en templarios de una nueva orden donde la causa no se esclarece con géneros, genio ni literatos. La violencia no entiende de armas. En el momento que el ser humano diferencia el arma anhela la paz y la serenidad de su casa. Hay que librarse de la comodidad del techo y el lecho.

7. Uno echa la vista hacia atrás y en el arte ve corrientes, movimientos fijos que llevaron a cabo artistas coetáneos. Evidentemente hace falta tiempo para escarbar en la literatura de una época y determinar esas corrientes. Sin embargo, por mucho que miremos en la literatura (literariedad) de hoy, yo no sé convenir qué estamos viviendo. Llegó la literatura social en España, el realismo sucio en EE. UU., ¿y después nada? Yo no veo nada. Sólo contaminación; arte envenenado. Evidentemente este no es un movimiento, sino una trivialidad que no trascenderá las décadas en cuanto al arte. Entonces, quitando aquello, apenas sé definir qué corriente vivimos. ¿Y vosotros?

No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir. No sé escribir.


8) ¿Hay algún científico entre vosotros?

Sí, y un trovador, un amante, un psicomago, un drogata, un cadáver, un amante, un templario, un cura, un músico, un editor, un niño, una rubia, una morena, un liberal, un soldado, un gilipollas, un amigo, un analista, un destructor, una abeja, un cleptómano, una duda, un violento, un gusano, un guisante, un guarro, una guarra y un guateque.


9. ¿Podéis recomendarnos un par de libros?

Claro, "Teo va al supermercado" y "Teo desayuna".

10) ¿Cómo valoráis la situación actual del arte?

Nunca el arte describió de forma tan certera nuestro contexto social, histórico y económico. El arte actual se parece demasiado a un simple género artístico. Eso no es agradable.

11) ¿Qué puede hacer un nini como yo hoy día en este país? ¿Pegarse un tiro? ¡Puta crisis! Ijf48gr niewfi9g2wjwyuw617!

Búscate un empleo honrado o una familia.


12) ¿Creéis conocer a vuestro público?


El público es un divino presente del arquetipo. Una colonización espacial en las aureas boreales. Una explosión de misticismo y retorno. A veces aletargado, a veces máquina precisa de movimiento constante. Aspirante de musas o asesino de masas. Somos amantes de la misma Venus. Amigos de bares.

13) ¿Cuál es el motivo o el origen de la creación artística?

No quiero ser mal educado, pero los que conozco no son agradables en público.

14. ¿Cuáles son vuestros autores de referencia?

Jesucristo.

15. ¿Podéis adelantarnos próximos proyectos?

Relatos de terror.




La política no da la felicidad.







Abomina de la política
y ocupa tu tiempo
en perderte en los placeres de la vida.




Keef





Un solo riff
es más poderoso
que cien mil solos sordos de guitarra.


Un hombre de hierro





Un hombre 
con coraje y sinceridad
es una proeza de dignidad.


Desayuno inglés





La vida 
puede ser como un desayuno inglés
dentro de un orden.


Sobre la alopecia revolucionaria.





El Mayo francés fue un microinjerto.
El 15-M, un brindis al sol.



Sobre el gran masturbador






La única distinción para Sartre es la de ser un gran 
masturbador.



Sobre la revolución pendiente.






Avanzando por un lugar sombrío
llevas a Dios a un cielo vacío.


I. Entrevista del pueblo soberano: RIPSER (Óscar Carrera)






1. ¿Por qué Yugo? ¿Por qué Eléctrico?
Escribí una entrada buceando entre sus interpretaciones (no me aclaré mucho):
2.  ¿El yugo es de Alicia o Alicia es quien lo sufre? ¿Por qué las sugerentes imágenes que acompañan a las publicaciones no son tema del mismo? 
En la época de internet y los Smartphones esa distinción entre poseedor y poseído suele carecer de sentido. Salvo breves rachas como la pasada, evito las imágenes.
3. ¿Cuántas horas le dedicáis al día al blog? Vuestro ritmo de publicación de entradas es muy superior a la media.
Según mis cálculos, 0,08 horas al día.
4. ¿No creéis que vuestro rechazo a Podemos os puede cerrar puertas en el mundillo literario?
Siento tanta indiferencia hacia Podemos como hacia el PSOE, IU, PP o a UPyD/Falange. Tampoco es mi aspiración vital pertenecer a algún “mundillo”, literario, artístico o lo que fuera, sino acceder a un Mundazo: ser uno con el Cosmos.
5. "El genio es resultado de un uno por ciento de inspiración y de un noventa y nueve por ciento de transpiración" ¿Qué opináis de esta frase de Thomas Edison?
Responder directamente a esta pregunta supondría implicar que me creo un genio, por lo que me limitaré a recordar que toda generalización tiene un margen de error de un uno por ciento.
6. ¿No creéis que tanto eclecticismo de temática e incluso de géneros os puede restar en calidad?
Uno puede tener por meta en la vida alcanzar la máxima calidad en una disciplina; en ese caso buscará la especialización. Mi objetivo siempre fue el contrario: ser el mejor, no en una disciplina concreta, sino en ser yo mismo. Recomponer las facetas de mi naturaleza diamantina, alcanzar el sustrato esencial. Para ello la pluralidad de vías de investigación, de métodos, de espejos, es obligatoria. Que otros se queden los premios: un alma es mi trofeo.
7. Uno echa la vista hacia atrás y en el arte ve corrientes, movimientos fijos que llevaron a cabo artistas coetáneos. Evidentemente hace falta tiempo para escarbar en la literatura de una época y determinar esas corrientes. Sin embargo, por mucho que miremos en la literatura (literariedad) de hoy, yo no sé convenir qué estamos viviendo. Llegó la literatura social en España, el realismo sucio en EE. UU., ¿y después nada? Yo no veo nada. Sólo contaminación; arte envenenado. Evidentemente este no es un movimiento, sino una trivialidad que no trascenderá las décadas en cuanto al arte. Entonces, quitando aquello, apenas sé definir qué corriente vivimos. ¿Y vosotros?
Para serte sincero, no sé mucho de la situación literaria “actual" y, como en general no me urge mantenerme al día (y tal vez por pereza ante la garantía del clásico), vivo anclado a un pasado bastante anterior a esas “últimas corrientes” que refieres. Sí te puedo decir que los grandes movimientos organizados de antaño contradicen la exigencia pluralista, la asequibilidad de los medios y la multiplicidad de focos de esta posmodernidad nuestra, y que, hasta donde sé, tampoco los hay como los hubo en la filosofía, la música o las artes plásticas. Tal como lo veo, tienes dos salidas: o te sustraes al espíritu de tu tiempo o cesas en el afán definitorio; yo trato de compaginar ambas.
8) ¿Hay algún científico entre vosotros?
Yo mismo he elucidado para el mundo verdades sobre la auténtica naturaleza de ciertas cancioncillas infantiles que me atrevería a calificar de estrictamente científicas, neutrales y objetivas.
9. ¿Podéis recomendarnos un par de libros?
Las recomendaciones deberían ser personales, concretas. Si estás en una situación análoga a la mía, te diría La puerta sin puerta de Mumon Ekai y la Vida de  Diego Torres Villarroel.
10) ¿Cómo valoráis la situación actual del arte?
Creo que el feísmo, la patochada y la antiestética, dogma de las artes “plásticas” actuales, son la señal más visible de una crisis de valores sin par, aunque no la parte más peligrosa (que es la estructura financiera internacional). Sólo se salvan del desencanto, por lo general, las artes más directamente ligadas a la industria (música, cine…), que no se pueden permitir desenmascarar tan crudamente el absurdo administrado en que viven sus consumidores. Es el nuestro un paradigma epistémico en decadencia; estamos a la espera de ser invadidos por aquellos que se atrevan a generar alicientes morales y nuevos amaneceres filosóficos. El peligro es que tal vez esos conquistadores no hereden los logros que la cultura occidental ha legado a la Humanidad: los derechos humanos o la aspiración democrática parecen ser asignaturas pendientes en casi todos los candidatos.
11) ¿Qué puede hacer un nini como yo hoy día en este país? ¿Pegarse un tiro? ¡Puta crisis! Ijf48gr niewfi9g2wjwyuw617!
Veo que inconscientemente has rematado tu furia aporreadora en tres teclas, 6, 1 y 7, que se pueden asociar con tres Arcanos Mayores del Tarot de Marsella: El Enamorado (6), El Mago (1) y El Carro (7).



El Enamorado simboliza  la indecisión, la duda entre varias elecciones (las dos mujeres) que se te antojan igualmente quiméricas. Pero realmente no eres tú quien escoge: fíjate, arriba, en el angelito que trata de dirimir dónde lanza su flecha. Debes, pues, preguntarle a tu niño interior. Como diría mi amigo Dani Vila, “todo hombre que se precie es, lo quiera o no, un sueño adolescente”. ¿Cuál fue tu sueño de infancia, aquel que nunca te atreviste a realizar?




El Mago es el primer Arcano numerado, tiene todo el camino por delante (a sus pies comienza la alfombra roja del éxito). Al principio, enfrentarte con tu sueño te costará mucho esfuerzo, necesitarás desarrollar mucha destreza (tiene un sexto dedo en la mano izquierda) y aprender infinidad de cosas (su sombrero es un infinito). El Mago busca el último Arcano, El Mundo, que simboliza la realización personal, lo que a los pobres ni-nis como tú más les falta. Cuando llegues a ella, te darás cuenta de que no era tan difícil, de que la tenías más cerca de lo que creías (si te das cuenta, los bucles de su pelo esconden las piedras filosofales que persigue, y los dados de su mesa suman 21, el número del Mundo).



No te aseguro que lo conseguirás, pero sí que en el camino aprenderás mucho más que quedándote en casa sin hacer nada, y que poco a poco te sentirás más dignificado y enaltecido, como el conductor del Carro. Puede que tu expedición en busca de agua en el tórrido desierto de España (mira la gota que decora su carro, y los matojos quemados del suelo) tenga por destino otros parajes más floridos. En todo caso, habrás comenzado la andadura y habrás nombrado príncipe a tu niño interior, y eso es mucho más gratificante que aporrear teclados.

12) ¿Creéis conocer a vuestro público?
Ni me lo imagino.
13) ¿Cuál es el motivo o el origen de la creación artística?
Generalmente, el origen y el motivo se identifican y retroalimentan: el ensalzamiento de la individualidad, la necesidad de expresión y de expansión sobre los demás. El reto está en conseguir que esa voluntad de poder coincida con el beneficio común, lograr la rara alquimia que establece una relación ejemplarizante y de consuelo mutuo entre el llamado artista y su público.
 14. ¿Cuáles son vuestros autores de referencia?
¿En qué materia? ¿En qué genero? Mis referencias no son omnipotentes, y me apena el concepto, de inspiración anglosajona, de “author” para referirse a cualquier persona de letras desde la autoayuda o la redacción a sueldo hasta la novela o el pensamiento.
15. ¿Podéis adelantarnos próximos proyectos?
Un libro sobre política, otro sobre folclore y un tercero, quizá, de relatos.





Licencia Creative Commons
El Yugo Eléctrico de Alicia se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.